La elaboración del tamal, un evento que reúne a familias y comunidades enteras

Vaya… en la cocina como en todo lo que hacemos, resulta que no todos tenemos o la habilidad, el gusto o la condición natural para hacer ciertas cosas.

Por ejemplo, resulta que para hacer tamales no es un platillo que todos podamos hacer.

Sí, por ejemplo si vas a hacer tamales al estilo tradicional donde mezclas con la mano la masa con la manteca de cerdo por ejemplo, la primera cualidad que debes tener es que no poseas una “mano caliente”.

Esa es la creencia de mucha gente en donde si una persona con mano caliente mezcla la masa, sencillamente los tamales salen apelmazados, no esponjan y definitivamente no saben igual.

Por lo tanto, el cómo hacer tamales llega a ser incluso un arte.

Esto definitivamente tiene sus antecedentes y no todos los tamales se hace igual, pero si guardan un sentimiento especial en su elaboración.

Vemos por ejemplo que los tamales en México vienen desde la cultura azteca en donde a diferencia de aquella cultura, la tradición del tamal de hoy se trata tanto de cómo hacerlos y de cómo comerlos.

No hay nada diferente en los tamales de “Navidad”, aparte de que están hechos para Navidad, por ejemplo.

Sin embargo, debido a que la preparación requiere tanto tiempo y mano de obra, los tamales se han asociado más con las fiestas navideñas y las ocasiones especiales.

Tal vez porque estos son tiempos en que la familia y los amigos se reúnen y por lo tanto pueden trabajar juntos para preparar la masa y hacer las salsas y las carnes.

La cocina se convierte en una cadena de montaje para envolver los tamales antes de echarlos al vapor en ollas grandes en la estufa.

El proceso de toma de tamales toma todo el día y los preparativos a menudo comienzan uno o dos días antes.

La fabricación de tamales se ha convertido en un evento social, a menudo denominada como tamalada, en el que las personas se reúnen para hacer nuevas amistades y fortalecer las viejas.

El tamal es tan versátil que existen cientos de variedades dentro de México, sin contar las nuevas creaciones con ingredientes como el foie gras y las trufas.

Por ejemplo, cruzando la frontera norte, resulta que en los Estados Unidos desde el comienzo del siglo XX cuando los afroamericanos, trabajando junto a los trabajadores migrantes mexicanos en los campos de algodón, aprendieron el oficio.

Los vendedores los promocionaron como “Red Hots” en las calles de Mississippi, Nueva York y Chicago.

Como anécdota se tiene que en San Antonio en 1976, el ex presidente Gerald Ford mordió un tamal sin quitar la envoltura de la mazorca de maíz. ¡Ay caramba! La mayoría de las envolturas de tamales están destinadas solo como envoltorios y no están destinadas a ser comidas.

Y como no apreciar lo que sucedió en la Casa Blanca en la era de los Obama.

Sabemos que la comida mexicana es la cocina favorita de la Ex-Primera Dama Michelle Obama quien en un evento de la Casa Blanca el Cinco de Mayo ofreció en una ocasión los deliciosos tamales.

Hoy, la influencia del tamal se ha expandido más allá de la comunidad hispana dentro del territorio estadounidense y es amado por todas las culturas.

Así que la próxima vez que comas tamales, con un poco de suerte apreciarás no solo el tiempo y el esfuerzo para crearlos, sino también la historia que lo sustenta.

¿Te dio hambre de más información sobre este delicioso tema? Visita la página de KiwiLimon y ahí la encontrarás.

Fuentes: KiwiLimon.com YouTube MarisolPink Wikipedia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
Google+
http://www.synetcom.com.mx/uncategorized/la-elaboracion-del-tamal-un-evento-que-reune-a-familias-y-comunidades-enteras
Twitter
Pinterest
Instagram